Barrabas, el otro Jesús

Un hecho poco conocido del relato de la crucifixión es que el nombre original de Barrabas, culpable de motín y homicidio, es «Jesús bar Abbas», traducido como «Jesús Hijo del Padre» en arameo, sobreviviendo así varios manuscritos antiguos(1) y en el testimonio del padre de la iglesia Origen, en el siglo tercero, que se sorprendió al viajar a Tierra Santa y descubrir que las copias locales de Mateo incluían el nombre completo, insinuando que sería correcto eliminarlo de copias futuras.

(1) The Gospel of Matthew – The ancient Greek text, alternating verse by verse with A new translation from the Greek by David Robert Palmer

July 2015 Edition, p 88.

«En muchas copias no está dicho que Barrabas sea llamado también Jesús, y quizá la omisión es correcta, puesto que el nombre Jesús no es adecuado para los inicuos» -Origen, Comentario sobre Mateo 27:16

Ante la evidente semejanza entre los dos Jesús, algunos han propuesto que el propósito original del pasaje era mostrar a Pilato tendiendo una trampa, puesto que podía ejecutar a Jesús con cualquier opción que clamasen los judíos. Otros imaginaron que Jesús Barrabás era un doble maligno, destinado a confundir a la multitud.

Hay que considerar, además, que el relato es completamente inverosímil, no existiendo ningún registro de una tradición romana de liberar prisioneros en Pascua, mucho menos a alguien acusado de homicidio y rebelión. Y junto a la insólita casualidad de ofrecer a dos Jesús proclamados Hijos del Padre, tenemos a la multitud apoyando al asesino pese a seguir a Jesús en los capítulos anteriores. En Mateo 27:25 llegan incluso a contradecir todo lo que se sabe del tabú judío sobre la culpa y la sangre, cuando «todo el pueblo» clamó al unísono: «su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos», frase que ha engendrado mucho antisemitismo.

En cambio, la historia sí tiene sentido como alegoría, puesto que refleja de cerca el ritual de los chivos expiatorios del Día del Perdón, descrito en Levítico 16.

En aquel ritual anual se tomaban dos machos cabríos, y el sacerdote estaba encargado de poner los pecados del pueblo sobre uno de ellos y liberarlo, mientras que se tomaba al inocente que era sacrificado a Yahvé.

El nombre Jesus Barrabas identifica al personaje como un equivalente al otro Jesús, el «Cordero de Dios que quita el pecado», sacrificado siendo inocente mientras que Barrabás, llevando el pecado del pueblo, sobrevive.

«Después tomará los dos machos cabríos y los presentará delante de Yahvé, a la puerta del tabernáculo de reunión. Y echará suertes Aarón sobre los dos machos cabríos; una suerte por Jehová, y otra suerte para el macho cabrío expulsado. Y hará traer Aarón el macho cabrío sobre el cual cayere la suerte por Yahvé, y lo ofrecerá en expiación. Mas el macho cabrío sobre el cual cayere la suerte de ser expulsado, lo presentará vivo delante de Yahvé para hacer la reconciliación sobre él, para enviarlo a su expulsión al desierto.

(…) Y pondrá Aarón sus dos manos sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, todas sus rebeliones y todos sus pecados, poniéndolos así sobre la cabeza del macho cabrío, y lo enviará al desierto por mano de un hombre destinado para esto. Y aquel macho cabrío llevará sobre sí todas las iniquidades de ellos a tierra inhabitada; y dejará ir el macho cabrío por el desierto» – Levítico 16:7-10; 21-22  

 «Y tenían entonces un preso famoso que se llamaba Jesús Barrabas. Y habiéndose ellos reunido, les dijo Pilato: ¿A quién queréis que os suelte? ¿A Barrabas o a Jesús llamado el Cristo?» – Mateo 27:16-7  

En conclusión

Como muchos relatos del N.T., la historia de Barrabas no registra un hecho real, sino que una alegoría que se entiende desde el estudio de la Mitología Comparativa como la representación cristiana de un ritual del Día del Perdón definitivo, evidenciándose mediante el contexto de tradiciones judías de la época, el nombre de los personajes y la ubicua función de Jesús como chivo expiatorio.

Para ver de qué forma el ritual del chivo expiatorio terminó inspirando  también el mito de Satanás, revisar el siguiente artículo: Demonología para Halloween , Azazel y Satanás.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. fabricio dice:

    Quien fue barrabas? Entiendo que en el tiempo hubo muchas falsificaciones de la historia con tal de contar algo que se quiere dejando atras la verdad de los hechos, me he encontrado por ejemplo que la palabra cristiano nunca existio sino mucho despues en una de esas reconstrucciones de la historia , asi tambien cristo era chresto o sea una palabra romana para esclavo y cristianos era en realidad una deformacion de la palabra esclavos .De la misma manera me he preguntado si algunas otras partes de la historia siguieron la misma modalidad; barrabas era un sobrenombre o mas bien una mension hacia alguien hijo de su padre ,lo que quisas signifique un concepto de nombre de padre a hijo el apellido .simon iscariote y judas iscariote son mensionados en la biblia y podrian ser padre e hijo con el concepto del apellido ; simon pedro pudo ser ese simon iscariote dentro de esta interpretacion de falsificación de la historia por otra.Entonses tal vez judas iscariote pudo ser aquel barrabas y que en lugar de ser liberado fuera entregado a judios quienes lo lincharon y al mismo tiempo quitaron de la cruz a jesus antes de su muerte biologica.Esta es la historia que tal vez oculte los misterios de la biblia y su forma de describir los hechos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s