David y Jonatán, un romance helenístico

dvd jont
«David et Jonatas» Ilustración de Somme le Roi, siglo 13, lámina f.6v.  MS 28162 British Museum

La particular relación entre David y Jonatán es un extraño contraste a la actitud generalmente anti-homosexual de la Biblia, tanto en el A.T. como el N.T., volviéndose un punto de polémica entre quienes defienden que se trató de un amor enteramente fraternal con otros que lo utilizan como ejemplo de compatibilidad entre valores judeo-cristianos y las relaciones LGBTI.

De todas formas, es evidente que el relato bíblico no hace intentos por dejar clara la «correcta» orientación sexual de los protagonistas, por lo que -incluso si existió tal relación y fue totalmente fraternal- cabe cuestionar la libertad literaria que permitió describirla de forma sugestiva en una cultura que generalmente habría censurado el tema.

«…en ese momento el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo» 1Sam 18:1

«Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán, que me fuiste muy dulce. Más maravilloso me fue tu amor que el amor de las mujeres» 2Sam 1:26

Para comprenderlo es importante tener claro que el relato de David, al igual que la mayoría de los textos de la Biblia, no fue escrito durante la época de David (siglo X a.e.c.), sino que muchos años después.

Esto se sabe, porque los libros que describen las aventuras de David, conocidos como 1 Samuel y 2 Samuel, contienen evidentes signos de anacronismos y reediciones, lo que explica que aparezcan dos muertes distintas del rey Saúl (1Sam 31:4 y 2Sam 1:8-10), dos muertes distintas de Goliat (1Sam 17:50 y 2Sam 21:19) y objetos y tecnologías inexistentes en tal época, como las armaduras de bronce, la técnica de combate singular y la famosa moneda del «Cuarto Siclo de Plata» en 1 Samuel 9:8, que empezó a usarse siglos después, durante los períodos de influencia persa y helenística (siglo VI a.e.c. en adelante).

La Influencia helenística, especialmente de La Ilíada (siglo VIII a.e.c.) puede encontrarse en varios elementos del relato de David, empezando con su destacada juventud, en que siendo el menor de sus hermanos logró derrotar al gigante Goliat (1Sam 17), similar al relato del Canto VII de la Ilíada, en que el anciano Néstor anima a las tropas griegas contando que cuando era «el más joven de todos», se enfrentó al gigante Ereutalión que nadie se atrevía a desafiar.

«Entre los arcadios aparecía en primera línea Ereutalión, varón igual a un dios, que llevaba la armadura del rey Areítoo (…) regalo del broncíneo Ares (…) y éste, con tales armas, desafiaba entonces a los más valientes. Todos estaban amedrentados y temblando, y nadie se atrevía a aceptar el reto, pero mi ardido corazón me impulsó a pelear con aquel presuntuoso, era yo el más joven de todos y combatí con él y Atenea me dio gloria, pues logré matar a aquel hombre gigantesco y fortísimo que tendido en el suelo ocupaba un gran espacio» Ilíada 7:132 ss

La descripción de la armadura de Goliat (1Sam 17:5-7) incluye los típicos elementos de armaduras de la Ilíada, con casco y grebas de bronce y armadura de escamas metálicas, mientras que el verdadero aspecto de las armaduras filisteas de la época puede encontrarse en un mural del Templo Mortuorio de Ramses III, que los muestra protegidos con cuero y otros materiales livianos, muy distintos al Goliat bíblico.

Picture1
Filisteos en el mural del Templo de Ramses III

Picture2
Izquierda: armadura filistea – Derecha: armaduras griegas mencionadas en La Ilíada, la Coraza y el Linotórax

Las amenazas que se dicen Goliat y David sobre dejar a sus enemigos como carne para las aves del cielo y a las bestias del campo (1Sam 17:44, 17:46) recuerda inmediatamente a las amenazas de la Ilíada, así como la célebre invocación que menciona los numerosos héroes que Aquiles convirtió en «presa de perros y todas las aves» (Ilíada 1.4).

«El esclarecido Héctor respondió: Tú también morirás si tienes la osadía de aguardar mi larga pica: ésta te desgarrará el delicado cuerpo; y tú, cayendo junto a las naves aqueas, saciarás de carne y grasa a los perros y aves de la comarca troyana» Ilíada 13:821 ss

Tras el combate, David se presentó con el rey Saúl y fue visto por el hijo del rey, el príncipe Jonatán, relatándose que cuando ambos se vieron, se amaron inmediatamente (1Sam 18:1-3) y realizaron un pacto que consistió en que Jonatán le entregó su ropa y armas a David (1Sam 18:4), y probablemente viceversa, un ritual sin paralelos en el resto de la Biblia, pero similar a los pactos de La Ilíada, entre Áyax y Héctor (7.287 ss), y Diómedes y Glauco (6.212 ss).

«Cuando esto hubo dicho, entregó a Áyax una espada guarnecida con argénteos clavos, ofreciéndosela con la vaina y el bien cortado ceñidor; y Áyax regaló a Héctor un vistoso tahalí teñido de púrpura. Separáronse luego, volviendo el uno a las tropas aqueas y el otro al ejército de los troyanos» Ilíada 7.287 ss

El Conflicto del Héroe y el Rey

En la Ilíada, el conflicto entre el rey Agamenón y el héroe Aquiles se explica porque el rey exigió quedarse con la mujer que Aquiles había tomado como botín, evidenciándose también que Agamenón quería imponerse sobre Aquiles porque este se consideraba superior al rey en valentía y habilidad en batalla (Ilíada 1.172-187). Similarmente, el rey Saúl empezó a odiar a David cuando el pueblo lo aclamó como superior en batalla (1Sam 18:6-8), y la hija del rey que le había sido prometida como mujer fue entregada a otro hombre (1Sam 18:17-19), aunque David tomó a otra hija del rey como esposa.

La rivalidad entre Aquiles y Agamenón hizo que Aquiles abandonase la batalla, quedándose en la retaguardia mientras sus compatriotas perdían cada enfrentamiento (Ilíada 9.643 ss, 11.597 ss), e igualmente, el creciente odio de Saúl y sus intentos de eliminar a David hicieron que el héroe desertara, pasándose al bando enemigo, aunque quedándose también en la retaguardia para no atacar a los hebreos (1Sam 29:2).

La Muerte del Amigo Amado

Pero tanto Aquiles como David decidieron luchar por su pueblo al enterarse de la muerte de sus amados compañeros en batalla, Patroclo y Jonatán.

«¡Cómo han caído los valientes en medio de la batalla! ¡Jonatán, muerto en tus alturas! Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán, que me fuiste muy dulce. Más maravilloso me fue tu amor que el amor de las mujeres. » 2Sam 1:23

«En otro tiempo, tú, infeliz, el más amado de los compañeros, me servías en esta tienda, diligente y solícito, el agradable desayuno cuando los aqueos se daban prisa por trabar el luctuoso combate con los teucros, domadores de caballos. Y ahora yaces, atravesado por el bronce, y yo estoy ayuno de comida y de bebida, a pesar de no faltarme, por la soledad que de ti siento» Ilíada 19.315

El Triunfo del Héroe

Ambos héroes triunfan contra los enemigos filisteos y troyanos, respectivamente, recuperando además las mujeres que habían perdido (2Sam 3:14-15; Ilíada 19:261-263), aunque cabe destacar que la mujer de Aquiles regresa sin haber sido tocada por Agamenón, mientras que la mujer que recupera David venía con cinco hijos ajenos.

(Nota: Es difícil determinar la identidad de la hija de Saúl que fue prometida a David y dada a otro hombre, puesto que la fuerte re-edición de 1 y 2 Samuel presenta nombres y genealogías incompatibles entre sí, aunque mostrando signos de una historia original similar a la Ilíada. Para ver el tema en detalle ir al final del artículo)

En Resumen

La historia que se presenta en la Biblia sobre el rey David muestra evidentes signos de composición y edición bajo la influencia de la cultura griega y en particular la Ilíada, donde, el amor entre Aquiles y Patroclo se muestra como la principal motivación que impulsa al héroe a luchar, sin relatar una relación carnal explícitamente, pero interpretado en el contexto griego como un amor romántico (Esquilo fragmentos 135, 136; Platón Simposio 179e–180b; Esquines Contra Timarco 133, 141–50) y sirviendo de modelo para otras relaciones igualmente polémicas, como Alejandro Magno con su amado Hefestión, que se identificaban con los personajes de la Ilíada. Recordando que la expansión del imperio de Alejandro Magno fue la que culminó con la caída del Imperio Persa Aqueménida y la helenización de Medio Oriente.

Bajo tales estándares del héroe ideal, es normal que el relato del rey David exaltara su amor por Jonatán, por fraternal o romántico que haya sido en realidad, llevándolo al mismo nivel que el amor de Aquiles y Patroclo, teniendo además en cuenta que las etiquetas de ‘heterosexual’, ‘homosexual’ o ‘bisexual’ no tienen una real aplicación en ese contexto cultural.

Aclaración Sobre las esposas de David

La primera esposa prometida a David fue Merab, hija mayor de Saúl, aunque dada a un ‘Adriel meholatita’ (1Sam 18:17-19), por lo que se casó con la menor, Mical (1Sam 18:20-27), que luego de la fuga de David, fue dada por esposa a un ‘Palti hijo de Lais’ (1Sam 25:44).

Tras la victoria de David, éste exigió que se le devuelviese a Mical dada a ‘Paltiel hijo de Lais’ (2Sam 3:13-15), pero se menciona también que Mical «nunca tuvo hijos hasta el día de su muerte» (2Sam 6:23) y que tuvo cinco hijos del que supuestamente se había casado con su hermana, ‘Adriel hijo de Barzilai, meholatita’ (2Sam 21:8), Merab no es mencionada en ningún versículo de 2 Samuel.

Para complicar todavía más el asunto, también se dice que David se quedó  con las mujeres de Saúl (2Sam 12:7), aunque la esposa de Saúl se llamaba ‘Ahinoam hija de Ahimaas’ (1Sam 14:50) y David se casó con una ‘Ahinoam hija de Jezreel’ (1Sam 25:43).

Hay múltiples explicaciones para todas las discrepancias, pero es el resultado esperable en un texto que compila diversas versiones del relato (recordemos las dos muertes de Saúl y las dos muertes de Goliat mencionadas al comienzo), en que los archivos genealógicos reales se entremezclaron con relatos de esposas prometidas y quitadas a David, incluyendo probablemente a la mujer de Saúl, Ahinoam, de modo similar a Briseida, la mujer tomada por Agamenón que finalmente fue devuelta a Aquiles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s